Arquitectura Del Porfiriato en México | Características y 5 Ejemplos

0

la estética de la arquitectura del porfiriato en guanajuato méxico

Aunque se considera como arquitectura ecléctica, la arquitectura del Porfiriato tuvo una fuerte influencia francesa, retomó numerosos estilos: las corrientes de las escuelas de bellas artes europeas, el art nouveau y los componentes prehispánicos.


Debido a los importantes hallazgos realizados por el arqueólogo Leopoldo Batres, particularmente en Teotihuacán, estos últimos se incorporaron a la arquitectura como una moda. Los motivos prehispánicos se adoptaron rápidamente en el diseño de los pabellones mexicanos en las exposiciones internacionales.


Los últimos años del romanticismo, que también se reflejó en otras artes, y el modernismo fueron dos grandes corrientes del progreso arquitectónico. La remodelación de la ciudad de México fue la manifestación más visible de la arquitectura del régimen. La élite porfiriana y el gobierno optaron por una arquitectura colosal, que podía verse en residencias individuales, enormes áreas comerciales, cafés, edificios públicos y teatros.


La construcción de una secuencia de barrios en los que se construyeron importantes casas reconfiguró el paisaje urbano de la ciudad: Santa Mara la Ribera, Guerrero -donde se proyectó el Panteón Nacional que nunca se concluyó-, San Rafael, Cuauhtémoc -paralela al Paseo de la Reforma-, Juárez, Roma y Condesa. Era la época de los bulevares, con amplias avenidas y arboledas de vivos colores. En la Ciudad de México era un reflejo de la modernidad europea.


A México llegaron arquitectos de varios países, al igual que en otros campos como la economía, el comercio y los inversores: franceses, belgas, italianos, ingleses y estadounidenses. Adamo Boari, Emile Bernard, Maxime Roisin, Silvio Contri y Ernest Brunel fueron algunos de los más destacados.


También había arquitectos mexicanos en la Academia de San Carlos, la mayoría de los cuales habían estudiado en el extranjero o eran alumnos de extranjeros: Manuel Ortiz Monasterio, Bernardo Calderón, Ignacio Marquina, Federico Mariscal. Antonio Rivas Mercado y Emilio Dondé fueron sin duda los más notables.


La Casa Boker (1898) y la Mutua (1900) de los arquitectos Lemos y Cordes; la Secretaría de Comunicaciones (1906) de Silvio Contri, construida en el lugar del antiguo Hospital de San Andrés frente al Palacio de Minera; y el nuevo Teatro Nacional (Palacio de Bellas Artes, 1902-1934) iniciado por Adamo Boari, aunque su construcción se retrasó; y el nuevo Teatro Nacional (Palacio de Bellas Artes.


El Palacio de Correos (1907), el templo de San Felipe de Jess de Emilio Dondé (1897), la Cámara de Diputados de Donceles de Mauricio Campos (hoy Asamblea de Representantes, 1911), el templo del Buen Tono del ingeniero Miguel ngel de Quevedo, la Columna de la Independencia de Antonio Rivas Mercado y la estructura inconclusa del Palacio Legislativo, todo de Boari (hoy monumento a la Revolución).


Ejemplos de Arquitectura del Porfiriato

Monumento a la Independencia

El Monumento a la Independencia, también conocido como El ángel o El ángel de la Independencia, es una columna honorífica de la Ciudad de México, ubicada en la glorieta del cruce de Paseo de la Reforma, Ro Tber y Florencia.


Fue inaugurado en 1910 por el entonces presidente de México, Porfirio Díaz, para celebrar el centenario del inicio de la lucha por la independencia de México. Más tarde, se convirtió en un mausoleo en honor a las figuras más importantes de la guerra. Es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad y en la actualidad se utiliza como icono cultural de la arquitectura del porfiriato y lugar de celebración de fiestas y manifestaciones nacionales.


Esta columna honorífica se eleva a su vez sobre un pedestal escalonado completado con diferentes estatuas e inscripciones alegóricas en honor a la independencia de México, rematado con una figura de la Victoria Alada que sostiene una corona de laurel y una cadena rota de tres eslabones.


Museo Nacional de Arte

El Museo Nacional de Arte de México (MUNAL) está situado en el corazón del casco histórico de la ciudad. En la plaza Manuel Tolsá, se encuentra en un edificio con el número 8 de la calle Tacuba. Desde la época virreinal hasta la década de 1950, alberga una colección representativa del arte mexicano de la Arquitectura Porfiriana.


Se encuentra en el Palacio de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, una estructura ecléctica con una estética neoclásica y renacentista que fue particularmente popular a principios del siglo XX. En 1982, la estructura fue proyectada para el Museo Nacional de Arte, y fue restaurada en 1997.


La enorme estatua ecuestre de Carlos IV de España, gobernante español justo antes de la independencia de México, la hace inmediatamente reconocible. La estatua, conocida como El Caballito, se encontraba inicialmente en la plaza del zócalo, pero posteriormente fue reubicada. Según la placa de su base, México la conserva como pieza de arte, no como gesto de adoración a un rey español. 1 En 1979, llegó a esta plaza.


Palacio de Bellas Artes

El Palacio de Bellas Artes es un complejo cultural de arquitectura del porfiriato situado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, considerado el más importante en la presentación de las artes en el país y sede de uno de los teatros de ópera más reconocidos del mundo.


Fue construido casi al final del mandato de Porfirio Díaz para conmemorar el centenario de la independencia de México, pero debido a la Revolución Mexicana, no se terminó e inauguró hasta el 29 de noviembre de 1934.


Chapultepec

Internamente, se construyen o amplían los caminos internos del bosque para permitir los paseos y facilitar el movimiento de las tropas a través del mismo, se crean varios pequeños lagos artificiales con fondos de concreto en la zona norte y se construye la Finca Colorada para albergar una guarnición militar y posteriormente el cuerpo de guardabosques. El Restaurante Chapultepec, que sería el centro de la vida campestre de la alta sociedad del Porfiriato y la Revolución, se estableció en lo que hoy es el Museo de Arte Moderno.


Monumento a la Revolución

El Monumento a la Revolución es un mausoleo y una obra arquitectónica del porfiriato dedicada a la conmemoración de la Revolución Mexicana. Fue diseñado por Carlos Obregón Santacilia, quien utilizó la estructura de la Sala de los Pasos Perdidos del malogrado Palacio Legislativo Federal del arquitecto francés Émile Bénard para construir el monumento, que fue terminado en 1938.


Ahora es uno de los monumentos más simbólicos de la Ciudad de México, y forma parte de un conjunto que incluye el monumento, la Plaza de la República y el Museo Nacional de la Revolución. Está en la colonia Tabacalera de la delegación Cuauhtémoc, cerca del Centro Histórico de la Ciudad de México.

No hay comentarios

¡HÁBLANOS DE TU PROYECTO! Rellena los siguientes campos, te responderemos lo más pronto posible

¿Estás buscando algo en particular? Utilice el buscador de abajo