Diseño Arquitectonico | Elementos ¿Que es y Cual es su Proceso?

0

que incluye un diseño arquitectonico


El término "diseño arquitectónico" pose una variedad de significados, sin embargo, durante el proceso de diseño solemos entenderlo como la combinación de componentes creativos y tecnológicos que forman la base de un proyecto o idea. O también podemos considerarlo, como el fundamento y el paso inicial previo a la manifestación de una idea.

 

Para poder concebir y concretar un proyecto arquitectonico es necesario pasar por este proceso tan disruptivo, ya que una idea re actora se manifiesta en nuestra mente y pasa por muchos cambios conforme la vamos plasmando, si no estas acostumbrado a llevar este segmento de manera recurrente, en su momento entenderás de lo que hablo.

 

¿Qué es el diseño arquitectónico y por que es fundamental en nuestras vidas?

El concepto de diseño arquitectónico abarca una amplia gama de disciplinas, incluido el diseño urbano y la planificación de edificios, de casas, arquitectura de interiores, el diseño de habitaciones personalizadas y el mobiliario. También incluye las partes prácticas de la construcción de edificios y estructuras, como la programación, la adquisición y la administración de algunos contratos.

 

Cuando se diseña, el arquitecto debe tener en cuenta que es necesario realizar un análisis para diseñar y crear en función de las necesidades y los recursos, teniendo en cuenta también las cualidades estéticas y técnicas, así como los principios y metodos de diseño arquitectonico y de construcción.

 

Un procedimiento capaz de reconocer todos estos elementos debe cumplir el requisito de plasmar en el papel (o en el software) tanto las necesidades artísticas como las tecnológicas.

 

En este escenario, las líneas son un elemento crucial del diseño arquitectónico, ya que definen múltiples factores como la forma, el tamaño y la ubicación de las diferentes áreas que unifican el proyecto.

 

¿Cuál es el proceso del diseño arquitectónico?

El diseño arquitectónico moderno es un proceso de colaboración, no un esfuerzo solitario. Hay siempre un cliente a quien deberemos satisfacer sus necesidades mediante la funcionalidad. Es fundamental la relación entre el cliente y el arquitecto. El desarrollo de una relación profesional y de confianza entre ambos es la base de cualquier proyecto exitoso y funcional.

 

En la arquitectura moderna intervienen el arte y la belleza, la ciencia y la tecnología, los valores, las creencias, la amistad y el trabajo en equipo. Esta es una de las actividades más gratificantes de la vida, ya que reúne a personas con diferentes personalidades, habilidades y antecedentes. Para el cliente, el arquitecto y su equipo, la arquitectura es una gran aventura que mantiene un enfoque en resolver problemas sociales.

 

Es fundamental contar con una base organizativa y contractual sólida para proyectos de este tipo, de modo que las complicaciones de procedimiento en el diseño arquitectonico no pongan en peligro tu idea principal. Una comprensión simple, clara y legalmente definida del diseño beneficia todo el proceso al evitar conflictos y aclarar las relaciones y responsabilidades de todos los socios involucrados en la puesta en marcha, el diseño y construcción de cualquier proyecto, sin importar cuán grande o pequeño sea.

 

Etapas que incluye un diseño arquitectónico

En un proyecto de construcción, como en cualquier otro, tiene varias etapas. Un proyecto arquitectónico requiere la colaboración de la dirección del proyecto (cliente) y la dirección del proyecto (arquitecto), desde el análisis de las necesidades hasta la presupuestación, pasando por los primeros estudios y la solicitud de permisos de construcción. El sector de la construcción está muy regulado, por lo que es fundamental que se sigan todos estos procesos.

 

Reunión entre cliente y arquitecto

La reunión es el primer punto de encuentro entre el cliente y el arquitecto. Gracias a él, el cliente puede explicar sus deseos al arquitecto y establecer un plan de construcción. La finalidad del diseño arquitectonico sustentable es expresar los requisitos de la forma más completa posible.

 

Para ello mediante los criterios de diseño arquitectonico, debemos considerar el uso que se pretende dar al inmueble, las superficies y los volúmenes previstos, las necesidades y los requisitos, así como el presupuesto previsto y las fechas de finalización.

 

Dentro del programa de necesidades o de construcción se incluyen también otros datos, como estudios del suelo (para garantizar que la construcción se realiza sobre una base segura), planos de las carreteras y redes existentes (conexiones de transporte, eléctricas, de gas y agua, etc.) y estudios climáticos. (por ejemplo, zonas vulnerables a fenómenos meteorológicos locales).

 

Viabilidad del proyecto

El arquitecto crea un estudio de factibilidad y un proyecto de diseño basado en la información recibida. Este dibujo ilustra al cliente cómo se verá la estructura futura, teniendo en cuenta varias limitaciones (técnicas y financieras) y necesidades expresadas; representa la construcción del edificio en el suelo, así como la organización del espacio interior y exterior.

 

Es una oportunidad para comprobar la superficie, los volúmenes y cómo se articulan las distintas partes. Este es también el momento de preguntar sobre cualquier cambio en el proyecto.

 

El propósito del estudio de factibilidad es asegurar que las metas sean realistas en términos de construcción planificada, terreno existente, restricciones de implementación y orientación, impacto ambiental y, por supuesto, compatibilidad con el presupuesto del proyecto. Se debe crear una estimación de costos inicial, teniendo en cuenta todas las posibilidades disponibles.

 

Diseño arquitectonico previo o preliminar

El proceso de diseño arquitectónico comienza en esta fase, a menudo conocida como la fase de programación. El arquitecto comparte información con el cliente durante el proceso de diseño preliminar para obtener más información sobre la ubicación, las estructuras existentes y las ideas del cliente para el futuro edificio.

 

Una inspección personal del sitio, siempre que sea posible, brinda la mejor información precisa para todo tipo de proyectos.

 

El arquitecto investiga las normas tecnicas complementarias para el diseño arquitectonico y de construcción locales y las restricciones de uso antes de enviar una cotización como parte de su oferta para el trabajo. Cuando las partes llegan a un acuerdo sobre los términos y el alcance del proyecto, celebran un contrato de servicios de arquitectura.

 

Diseño conceptual

Posteriormente, el equipo de diseño trabaja para interpretar las preferencias del cliente en el concepto del edificio. Los bocetos, los dibujos, las representaciones en 3D y los planos arquitectonicos preliminares del emplazamiento, los planos de planta y las fachadas del edificio son ejemplos de ello. Los diseños esquemáticos incluyen todos los sistemas del edificio, como los de calefacción, aire acondicionado y fontanería. Asi mismo se trabaja en base a una metodologia del diseño.

 

Desarrollo arquitectónico (anteproyecto)

El objetivo del anteproyecto es expresar un plan completo en esta parte. Si es necesario un ingeniero civil para el proyecto, suele incorporarse en este momento. Por otra parte, el arquitecto muestra al cliente una propuesta de los acabados exteriores e interiores que se aplicarán a la estructura principal.

 

Ya que los acabados tienen un impacto sustancial en el coste total de un proyecto de construcción, deben gestionarse cuidadosamente. En esta parte del proceso de diseño arquitectonico de interiores se mostrará una estimación de costes realista.

 

Todos los elementos se combinan formalmente en un contrato que detalla las ventajas y beneficios del diseño arquitectonico. También se crea un conjunto de planos, secciones, fachadas, cortes arquitectónicos, modelado 3D o bosquejos a mano para comprender mejor el aspecto final del edificio. No olvides implementar el dibujo arquitectonico a mano alzada para enfatizar y compartir tus ideas, aun no es obsoleto.

 

Documentación y entrega del proyecto ejecutivo

La planificación técnica del edificio corre a cargo del arquitecto, que incluye la realización de planos de planta, secciones y fachadas.

 

Se elaboran todos los planos detallados de las plantas del edificio, si hay más de una, así como de las distintas partes, fachadas y ángulos. El objetivo es proporcionar toda la documentación pertinente para que todas las partes tengan una comprensión completa del proyecto.

 

En proyectos de mayor alcance, el arquitecto puede contar con la ayuda de una o varias empresas de ingeniería que actúen simultáneamente en sus ámbitos de competencia. El trabajo del arquitecto consiste en reunir las distintas piezas e integrarlas en el proyecto.

 

Permisos de construcción

A partir de este momento, y como parte de la solicitud de permiso, se debe presentar un conjunto de planos a la entidad competente. La documentación presentada es revisada por el ayuntamiento o municipio para comprobar la integridad estructural, cumpliendo en base al reglamento de construcción.

 

La obtención de permisos es uno de los aspectos que más tiempo consumen en el proceso de construcción, pero protege a los arquitectos, constructores y propietarios de errores de construcción potencialmente peligrosos. Los proyectos de construcción sencillos con permisos comunitarios pueden emitirse en cuestión de días. La concesión de permisos puede llevar meses si se trata de un proyecto complejo o si se encuentra en un entorno histórico.

 

Construcción

Aquí, la intervención del arquitecto pasa del diseño creativo a la gestión del proyecto. Aunque no supervisa físicamente la obra, la visita regularmente para asegurarse de que el proyecto se desarrolla según lo previsto.

 

El contratista y su equipo se encargan de la gestión del proyecto del mismo modo que un director de cine se encarga del guion. Los sobrecostes pueden hacer que los presupuestos del proyecto se disparen, pero con una planificación inteligente no es necesario hacer modificaciones.

 

El arquitecto inspecciona minuciosamente las obras al final del proyecto. Además, se asegura de que se paguen todas las facturas emitidas por las distintas empresas. También prepara un certificado de finalización y confirma que se ajusta en todo a la licencia de obras.

 

El director del proyecto coordina la inspección conjunta. Si todas las partes están de acuerdo, tras la visita se aprobará un acta de puesta en marcha, que puede ir acompañada de una lista de reservas que deberán retirarse inmediatamente después. Sólo cuando se hayan retirado las reservas se concederá la aprobación definitiva a la obra.

 

A menos que te fragmentes, es posible que no tengas la vivencia de abarcar cada uno de los procesos de un diseño arquitectónico. Aun así, es necesario conocer de que va cada etapa del diseño. Aventúrate, enfócate y pon todo tu empeño en la labor que desempeñes o quieras desempeñar.

Tal vez te interesen estas entradas

No hay comentarios

¡HÁBLANOS DE TU PROYECTO! Rellena los siguientes campos, te responderemos lo más pronto posible

close