Catedral Metropolitana de México 🌶️ | Historia

0

catedral en mexico


En cuanto a los peregrinos religiosos, la catedral metropolitana está eclipsada sólo por la baja colina del Tepeyac en la parte norte de la ciudad, un sitio que una vez fue dedicado a la diosa azteca Tonantzin. Desde el siglo XVII la colina ha sido dedicada como el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, el símbolo preeminente de la cultura mexicana, que inspira, junto con la bandera nacional, poderosos sentimientos de unidad nacional. 

 

Millones de peregrinos y turistas visitan las dos basílicas allí: la Antigua Basílica y la gran Basílica Nueva circular, dentro de la cual se exhibe la imagen original de la Virgen de 20 pies de altura. La aparición de la Virgen es celebrada profusamente cada 12 de diciembre por los peregrinos de las comunidades montañosas remotas, así como por los prelados de las iglesias, políticos, artistas famosos e innumerables visitantes de los barrios de la ciudad.

 

Contenido

  • Historia de la catedral metropolitana
  • Arquitectura de la catedral metropolitana

 

Historia de la Catedral Metropolitana en México

La Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima Virgen María a los cielos es la sede de la diócesis católica de México. Está situada en lo más alto del anterior recinto sagrado náhuatl, cerca del administrador de la ciudad de Templo, en el lado de la Plaza de la Constitución en el centro de la capital de México. 

 

En 1552 se llegó a un acuerdo por el cual el costo de la nueva catedral sería compartido por la Corona española, los comendadores y los indios bajo la autoridad directa del arzobispo de Nueva España. Los planes iniciales para la fundación de la nueva catedral se iniciaron en 1562, como parte del proyecto de construcción de la obra, entonces el arzobispo Alonso de Montúfar habría propuesto una construcción monumental compuesta de siete naves y basada en el diseño de la Catedral de Sevilla; un proyecto que, según el propio Montúfar, llevaría 10 o 12 años. 

 

El peso de una obra de tales dimensiones en un subsuelo de origen pantanoso requeriría una fundación especial. Inicialmente se colocaron vigas transversales para construir una plataforma, lo que requería altos costos y un drenaje constante, al final este proyecto sería abandonado no sólo por el costo mencionado, sino por las inundaciones que sufría el centro de la ciudad.

 

El proyecto se reduce de las siete naves originales a sólo cinco: una central, dos procesionales y dos laterales para las 16 capillas. La construcción comenzó con los diseños y modelos creados por Claudio de Arciniega y Juan Miguel de Agüero, inspirados en las catedrales españolas de Jaén y Valladolid

 

La catedral metropolitana fue construida en secciones desde 1573 hasta 1813 alrededor de la iglesia original que fue construida poco después de la conquista española de Tenochtitlan, eventualmente la cambió completamente. El diseñador español Claudio DE Arciniega planeó el desarrollo, galvanizado por las catedrales góticas de la nación europea.

 

Debido al larguísimo tiempo que llevó crearla, un toque que no llegó a los 250 años, la mayoría de los arquitectos, pintores, escultores, maestros doradores y diferentes artistas plásticos de la jurisdicción trabajaron con algún propósito dentro de la construcción del recinto.

 

Esta misma condición, la de su intensa construcción, permitió la mezcla de los variados diseños de estudio operativos y estilizados en aquellos siglos, entre ellos el gótico, el barroco y también el neoclásico. El constante estado de cosas permitió que la catedral metropolitana incorporara en su interior totalmente diferentes ornamentos, pinturas, esculturas y mobiliario.

 

Su realización significó un grado de cohesión social, como resultado de ello concernía a constantes autoridades religiosas, autoridades gubernamentales, hermandades no seculares totalmente diferentes como varias generaciones de equipos sociales de todas las categorías.

 

Además, como consecuencia de la influencia de la vida pública de la iglesia cristiana, el edificio se enredó con acontecimientos de importancia histórica para las sociedades de la nación europea reciente y del México independiente.

 

La catedral metropolitana está orientada al sur. Las medidas aproximadas de esta iglesia son 59 metros de ancho por 128 metros de largo y una altura de 67 metros hasta la punta de las torres. Consta de dos campanarios, una cúpula central, tres portales principales. Tiene cuatro fachadas que contienen portales flanqueados por columnas y estatuas. 

 

La catedral metropolitana Tiene cinco naves que consisten en 51 bóvedas, 74 arcos y 40 columnas. Los dos campanarios contienen un total de 25 campanas. El tabernáculo, adyacente a la catedral metropolitana, contiene el baptisterio y sirve para registrar a los feligreses.

 

Hay cinco grandes altares ornamentados, una sacristía, un coro, una zona de coro, un corredor y una sala capitular. Catorce de las dieciséis capillas de la catedral metropolitana están abiertas al público. Cada capilla está dedicada a un santo o santos diferentes, y cada una fue patrocinada por un gremio religioso. 

 

Las capillas contienen altares ornamentados, retablos, pinturas, muebles y esculturas. La catedral metropolitana alberga dos de los órganos más grandes del siglo XVIII de América. Hay una cripta debajo de la catedral metropolitana que contiene los restos de muchos antiguos arzobispos. La catedral metropolitana tiene aproximadamente 150 ventanas.

 

A lo largo de los siglos, la catedral metropolitana ha sufrido daños. Un incendio en 1967 destruyó una parte significativa del interior de la catedral. El trabajo de restauración que siguió descubrió un número de importantes documentos y obras de arte que habían sido ocultados previamente. Aunque se construyeron unos sólidos cimientos para la catedral metropolitana, el suelo de arcilla blanda sobre el que está construida ha sido una amenaza para su integridad estructural. 

 

El descenso de las capas freáticas y el hundimiento acelerado causaron que la estructura se añadiera a la lista del Fondo Mundial de Monumentos de los 100 sitios más amenazados. Los trabajos de restauración que comenzaron en la década de 1990 estabilizaron la catedral metropolitana y fue eliminada de la lista de sitios en peligro en el año 2000.

 

Arquitectura de la Catedral Metropolitana

A pesar de ser una gran fuente de orgullo mexicano, la catedral metropolitana, que ahora alberga la sede de la Arquidiócesis Católica Romana de México, fue en realidad diseñada por el español Claudio de Arciniega e inspirada por la arquitectura gótica de Valladolid. Todos los altos relieves de los portales de la catedral metropolitana son igualmente de inspiración extranjera, influenciados por el flamenco Peter Paul Rubens. 

 

Los impresionantes campanarios son de diseño Xalapa y albergan un total de veinticinco campanas. La más grande de ellas, Santa María de Guadalupe, pesa 13.000 kilos, pero no es la única campana adornada con un nombre. Otra es conocida como Doña María sí, como la famosa marca de pasta de mole.

 

No obstante, la arquitectura exterior de la catedral metropolitana no es de ninguna manera el mayor atractivo de esta popular catedral metropolitana, ya que las ofrendas internas son igual de magníficas. Numerosas obras de arte, reliquias religiosas y criptas adornan cada orificio, incluso en las dieciséis capillas. El oro recubre todas las superficies y los techos altísimos aumentan la grandeza de los Altares del Perdón y de los Reyes. 

 

El Altar del Perdón fue dañado en un incendio en 1967 junto con los órganos más grandes de América del siglo XVIII. Este incendio llevó al descubrimiento de tesoros previamente escondidos, incluyendo más de cincuenta pinturas, documentos históricos relativos a Hernán Cortes y el lugar de entierro del primer gobernador de Veracruz, Miguel Barragán.

Tal vez te interesen estas entradas

No hay comentarios

¡HÁBLANOS DE TU PROYECTO! Rellena los siguientes campos, te responderemos lo más pronto posible

close