Arquitectura Teotihuacana | Características

0
imágenes de la arquitectura teotihuacana
San Juan Teotihuacan de Arista, Mexico.

Imagínate que pudieras hacer una visita a las tumbas de los dioses y maravillarte de la arquitectura teotihuacana. Sería una experiencia impresionante, ¿cierto? Para los antiguos mexicas (la gente a quien sus enemigos conocían como los aztecas) esto era en efecto una posibilidad, o al menos eso creían. En las inmediaciones del valle donde habitaban los mexicas, se encontraban las ruinas de la gran ciudad de Teotihuacán. Sitio que pose un inconmensurable valor arquitectónico.

Contenido


¿Como fue el desarrollo del arte y arquitectura teotihuacana? 

Teotihuacán fue uno de los primeros centros urbanos del centro de México, que se construyó entre los siglos I y VII de nuestra era. Los habitantes de este pueblo construyeron la primera arquitectura monumental de la región, construyeron las primeras ciudades complejas, y después por ende desaparecieron. 

No era propio de ellos. Con la llegada de los mexicas, siglos después, descubrieron las ruinas de una gran metrópoli. Para los mexicas, ninguna persona común podría haber construido una ciudad tan espectacular. Por ello, le otorgaron el nombre náhuatl de Teotihuacán: la ciudad de los dioses. 

Se conoce muy poco acerca de quiénes eran estos personajes. Incluso el nombre, Teotihuacán. 

Una de las características de la arquitectura teotihuacana es la carretera principal que tiene 40 metros de largo y su eje se desvía ligeramente hacia el noreste, 15º 30' del norte geográfico. 

A lo largo de esta vía se sitúan los edificios más importantes de la arquitectura teotihuacana que se destinan a templos, palacios y casas de personas de gran prestigio. Allí se encuentran, además de las dos grandes pirámides, la Casa del Sacerdote, el palacio de Quetzalpapalotl (Quetzalmariposa), el palacio de los Jaguares, la estructura de las caracolas emplumadas, el templo de Quetzalcoatl, la ciudadela y muchos otros edificios que en su momento fueron muy hermosos.

Dentro de una de las habitaciones, se hallaron pisos construidos con dos capas de hojas de mica de 6 cm de espesor, que posteriormente se cubrieron con tezontle. Los visitantes pueden visualizar esta curiosidad siempre que le soliciten a la guardia del recinto.

Tienen un núcleo hecho de adobe. Más tarde se cubrieron con estuco y piedra y se añadió un friso decorado con relieves geométricos que se construyeron como la base de un templo que estaba en la plataforma. Los españoles que llegaron en el siglo XVI, aún consiguieron ver los ídolos del Sol y la Luna. 

En la actualidad, Teotihuacán es uno de los sitios arqueológicos más importantes de México. Hasta ahora sólo se ha excavado en el 10% del gigantesco centro urbano, pero lo que se ha encontrado es asombroso. Probablemente lo más impresionante son la dos pirámides antiguas. 

Pirámide del sol

La primera fue la Pirámide del Sol, creada alrededor del año 200 d.C. Una vez más, ese nombre proviene de los mexicas. 

La Pirámide del Sol es el edificio más grande de Teotihuacán. Mide 63 metros de altura, con una planta prácticamente cuadrada de aproximadamente 225 metros por lado. Esta construcción se compone de cinco cuerpos troncocónicos superpuestos y una estructura adosada de tres cuerpos que no alcanzan la altura de la primera plataforma. 

La pirámide del sol se localiza en la banda oriental de la Calzada de los Muertos, casi alineada perpendicularmente a esta vía. 

En el comienzo de Teotihuacán, el sitio donde se encuentra la Pirámide del Sol correspondería a una especie de muralla con base inclinada y desplante vertical sin ser asociada a otras estructuras. Se desconoce la utilidad que tuvo esta estructura en el pasado. La pirámide del Sol tuvo dos etapas en su construcción, durante la primera prácticamente se alcanzaron las dimensiones que tiene en la actualidad. 

El uso de la pirámide del Sol y el significado que tuvo para los habitantes de Teotihuacan sigue sin conocerse. 

Pirámide de la Luna

Ubicada hacia el norte de la Pirámide del Sol se encuentra otra gran estructura, la Pirámide de la Luna. Es un poco más pequeña, fue construida probablemente 50 años más tarde, y refleja directamente la silueta de una montaña cercana. Además se usó también para sacrificios humanos y fue pintada de un color rojo brillante. 

Cerca de esta pirámide se encontró una imagen llamada Diosa de la Agricultura la cual fue colocada por los arqueólogos en los primeros tiempos de los Toltecas. También fue conocida como Meztli Iztácual, nombre que Manuel Orozco y Berra incluye en su obra, donde fundamenta la hipótesis del siglo XIX de que Teotihuacan era una ciudad tolteca. 

La Avenida de los Muertos 

Conecta la Pirámide del Sol y la Pirámide de la Luna, es una calle completamente recta. La llamamos la Avenida de los Muertos debido a que está alineada con pirámides más pequeñas, todas más o menos de la misma altura. Pero cuando los mexicas llegaron, estas pirámides estaban cubiertas de tierra y plantas naturales. Parecían pequeños cerros o, para los mexicas, tumbas enterradas. Asegurando que estas eran las tumbas de dioses y reyes, los mexicas decidieron llamar a esto la Avenida de los Muertos. 

Palacio de Quetzalpapálotl

El palacio de Quetzalpapálotl es un edificio que en algún momento fue el lugar de residencia de la élite de Teotihuacan. De forma más específica, se ha planteado que fue la residencia de los grandes sacerdotes de Teotihuacan. 

Para poder acceder a su interior hay que subir una escalera protegida por jaguares. Desde la plataforma donde se encuentra el edificio se puede bajar al patio central del palacio. Este patio se encuentra rodeado de pórticos que enmarcan los accesos a las salas interiores del palacio. Las columnas de piedra están profundamente talladas con representaciones de mariposas y plumas de quetzal, por ello el nombre del palacio. 

Mientras este edificio estuvo en funcionamiento, los relieves de los pilares eran polícromos. Los muros del interior estaban decorados con elementos relacionados con el culto a la divinidad del agua

Entre las subestructuras de este edificio se puede encontrar el patio de los Jaguares. Las paredes de esta área están decoradas con imágenes que representan jaguares con plumas de quetzal y, enfrente de ellos, se observan representaciones de caracoles marinos y corazones humanos. 

Viviendas en Teotihuacan 

Las viviendas se muestran como un reflejo de la realidad urbana en la que se sitúan y presentan a su vez un amplio conocimiento del lugar. En su mayoría están conformadas por un patio central en el que las habitaciones están ubicadas en su alrededor sobre una pendiente. Esto no sólo tiene la función de iluminar y ventilar, sino también de recoger los desagües para ser expulsados al sistema de drenaje urbano.

Por otro lado, los techos tenían un diseño peculiar que permitía recolectar el agua y la conducía a pequeños depósitos para su almacenamiento. En las viviendas más grandes, la ausencia de puertas y ventanas se resolvió mediante la construcción de un conjunto de patios de menor escala que permitían tanto la privacidad como una estrecha relación con el exterior.

No hay comentarios