▷ Arquitectura del paisaje | ¿Que es? 🥇 Principios básicos y Elementos

0

arquitectura paisajista

¿Qué es arquitectura del paisaje?

La arquitectura del paisaje o paisajista es una disciplina la cual se centra en la intervención a través de botánica, horticultura, bellas artes, arquitectura, diseño industrial, ciencias del suelo, psicología ambiental, geografía, ecología, ingeniería civil y diseño urbano. También se ocupa del arte y la ciencia que sustenta todas las actividades. 


Estos factores que influyen en la arquitectura del paisaje están unidas en el concepto de paisaje, que se define de distintas maneras. Sin embargo, se entiende generalmente para referirse a los ambientes externos y a las relaciones entre las personas y los lugares.

La arquitectura del paisaje se ocupa de paisajes de todo tipo, tanto urbanos como rurales, y a todas las escalas, desde el espacio abierto más pequeño hasta la totalidad de una región.

En la arquitectura del paisaje, este tipo de trabajo tiene un carácter multidisciplinario, coordinando a profesionales del dibujo arquitectónico, la restauración ambiental, el urbanismo, la planificación de parques y la conservación histórica, entre otros.

Sus actividades incluyen trabajos variados como el diseño de espacios abiertos y públicos en las ciudades, la planificación de oficinas corporativas y barrios residenciales, y la rehabilitación de sitios degradados como minas o vertederos de residuos.

Esta disciplina busca enriquecer los lugares para que sean funcionales, sostenibles y específicos para las necesidades ecológicas y humanas. El arquitecto con la especialidad en arquitectura del paisaje puede concebir el concepto global y preparar el plan maestro, a partir del cual se preparan los dibujos de diseño detallados y las especificaciones técnicas.

Los arquitectos paisajistas famosos analizan, planifican, diseñan, gestionan y nutren los entornos construidos y naturales. Los arquitectos paisajistas tienen un impacto significativo en las comunidades y la calidad de vida. 

También son capaces de examinar las propuestas para autorizar y supervisar los contratos de las obras de construcción. Otras aptitudes incluyen la preparación de evaluaciones de impacto del diseño, la realización de evaluaciones y auditorias ambientales y la actuación como testigo experto en investigaciones sobre cuestiones de utilización de la tierra.

El nivel y la fuerza de las normas jurídicas que rigen la práctica de la arquitectura del paisaje varían de un país a otro, y algunos requieren una licencia para poder ejercer; y otros tienen poca o ninguna reglamentación. En Europa, América del Norte, partes de América del Sur, Australia, la India y Nueva Zelanda, la arquitectura paisajista es una profesión reglamentada.

Definición de arquitectura del paisaje y paisajismo

Arquitectura del paisaje: Es la especialidad que se ocupa de la proyección, ordenación o modificación de un entorno paisajista orientado a la búsqueda de una línea estética o práctica. También llamado paisajismo.

Paisajismo: El paisajismo es un concepto que consiste en la planificación, diseño y conservacion de parques y jardines.

La concepción de los jardines y paisajes puede variar conceptualmente entre lo clásico/simétrico y lo natural/romántico, la formalidad y la informalidad, la utilidad y el placer, y lo privado y lo público. Un jardín de patio cerrado con tinas, cestas de plantas y pavimento contrasta con el gran jardín "natural" popular en la Inglaterra del siglo XVIII, donde los elementos hechos por el hombre eran menos visibles.

Historia de la arquitectura del paisaje

La historia o el nacimiento de la arquitectura del paisaje está vinculada a la de la jardinería, pero sin que se confunda con ella. Ambas disciplinas tratan de la composición de las plantaciones y las adaptaciones exteriores, pero entre estas dos hay notables diferencias como:

  1. La jardinería se ocupa más de los espacios públicos y privados que están cercados o cerrados, como parques y jardines.
  2. La arquitectura del paisaje (pdf) se interesa por los espacios abiertos cerrados por vallas y también por los espacios abiertos sin ninguna valla o muro, como plazas, redes de parques, cinturones verdes y parajes salvajes.


Los romanos planificaban el paisajismo a gran escala. Vitruvio escribió el nacimiento de la arquitectura del paisaje en el renacimiento abordando diversos temas, como el planeamiento de la ciudad, que aún hoy son de interés para los arquitectos paisajistas.

Como en otras artes, fue con el advenimiento del Renacimiento que el diseño de jardines se restableció con logros excepcionales, como el ya desaparecido Paseo del Prado en Madrid, que se convirtió en el Salón del Prado durante el reinado de Carlos III, o la todavía conservada Alameda de Hércules en Sevilla, construida en 1574, el jardín público más antiguo de Europa hasta la fecha.

Durante los siglos XIV, XV y XVI prosperaron los jardines privados en las villas de la Toscana, tal como lo menciona Juan Bocaccio (1313-1375) en su obra El Decamerón, una serie de historias sobre un grupo de jóvenes que se refugiaron en una villa cerca de Florencia donde se reunieron para escapar del azote de la Peste Negra. 

De esos modelos de villas privadas, destaca un ejemplo extraordinario, el de Villa de Este, en Tívoli. El jardín siguió desarrollándose a lo largo del Renacimiento hasta el siglo XVI, y ya en el siglo XVII, durante el Barroco, alcanzó su máximo esplendor con la obra de André Le Nôtre en los palacios de Vaux-le-Vicomte y Versalles.

La Inglaterra del siglo XVIII se convirtió en el hogar de un nuevo estilo para diseñar paisajes. Algunos especialistas como William Kent, Humphry Repton y sobre todo Capability Brown reorganizaron los grandes círculos de la burguesía inglesa, dándoles la apariencia de una versión idealizada de la naturaleza. Muchos de estos parques todavía existen hoy en día.

El escocés Gilbert Laing Meason empleó por primera vez el término "arquitectura de paisaje" en 1828 en su obra The Landscape Architecture of the Great Painters of Italy, fue entonces cuando este nombre se acuñó y volvió a ser importante en el urbanismo del siglo XIX. La combinación de la planificación moderna y la tradición de la jardinería paisajista dio a la arquitectura paisajista su particular orientación. 

En la segunda mitad del siglo XX, Frederick Law Olmsted creó una serie de parques que todavía tienen una profunda influencia en la práctica actual de la arquitectura del paisaje, forma y materia. Entre ellos destacan el Central Park de Nueva York, el Prospect Park de Brooklyn, el Parc du Mont-Royal de Montreal y la red de parques del Emerald Necklace de Boston.

Beneficios de la arquitectura del paisaje

Una forma adecuada de contribuir a la sustentabilidad en lugares que no presentan un gran desarrollo es rehabilitarlos con técnicas verdes que recuperen el patrimonio y establezcan un modelo de conservación ambiental local. Este proceso permite una mejor gestión del paisaje en beneficio de la sociedad y de los valores del medio ambiente.

Los estudios y diagnósticos del paisaje y arquitectura brindan conceptos para comprender las intervenciones, alteraciones o fragilidades existentes y así generar una planificación basada en el estado real del lugar, a partir de una metodología holística.

Se considera que el reconocimiento de la importancia de los elementos locales de cada hábitat refleja un fuerte compromiso con la biodiversidad ambiental y su preservación. Tanto en el paisajismo como en la arquitectura orgánica, se pone en práctica una variedad de conocimientos en pos de la integración responsable de los edificios en el medio ambiente.

Arquitectura del paisaje y sostenibilidad medioambiental

En la actualidad, el estudio y la aplicación del paisajismo en la arquitectura ha evolucionado hacia conceptos cada vez más profundos, creando nuevas posiciones que rigen el diseño de los espacios abiertos:

  • El entorno natural: Es aquel que ha sido poco o nada alterado por la mano del hombre. Es también identificado como el conjunto de la flora y la fauna y los sustratos en los que se desarrollan.
  • Entorno construido: Comprende cualquier alteración intencional hecha por el hombre al medio ambiente natural.
  • Entorno cultural: Se considera a las costumbres y tradiciones que identifican un espacio, generalmente son manifestaciones efímeras y modifican el entorno natural y construido de manera temporal.

Concretamente, la ecología del paisaje analiza de manera explícita y concreta la configuración espacial de los procesos que tienen lugar en el medio ambiente sobre la base de teorías relativamente nuevas, conceptos y métodos innovadores que se basan y subrayan la importancia de la pauta espacial, pautas que son consustanciales a la arquitectura del paisaje y, de manera más general, a la arquitectura.

La ecología del paisaje estudia la forma en que la configuración espacial afecta a los fenómenos ecológicos, entendidos no sólo en el ámbito de las ciencias naturales sino también en el de las ciencias sociales. No se trata sólo de entender cómo la conformación o configuración es el resultado de ciertos procesos, sino cómo un determinado proceso puede afectar a una forma o sistema de organización, es decir, que es bidireccional.

La biología está relacionada con la geología y la sociología, la geografía humana con la climatología y la antropología, la arquitectura del paisaje con la historia y la geofísica.

Campos de conocimiento muy diferentes se relacionan entre sí para comprender el entorno natural y antrópico de manera holística y dinámica.

Las relaciones que estudia la ecología del paisaje se extienden también a las relaciones entre los distintos campos del conocimiento y la investigación; demuestra además que la compartimentación del conocimiento es sólo por conveniencia, no hay barreras que separen un campo del otro; esto significa que la arquitectura del paisaje puede moverse más fácilmente en este espacio multidisciplinario que otras ramas de la intervención espacial porque es consustancial a él. 

La ecología del paisaje hace referencia a la configuración espacial del medio ambiente, estudia las formas de organización, estudia las relaciones entre las partes y entre las partes y el conjunto; los fragmentos definidos por una relativa homogeneidad de forma y función del ecosistema; los procesos ecológicos actuales y cómo éstos afectan a las relaciones dentro del fragmento, las relaciones de éste con otros y con el medio ambiente en el espacio y el tiempo. 

En muchas ocasiones la arquitectura del paisaje está vinculada al ámbito social, por lo que la arquitectura paisajista puede desplazarse fácilmente por los ecosistemas culturales y naturales, pero no sólo se trata de un ámbito de la arquitectura paisajista.

En muchas ocasiones la arquitectura bioclimatica está vinculada al ámbito social, por lo que la arquitectura paisajista se desplaza fácilmente por los ecosistemas culturales y naturales, pero no sólo se desplaza con facilidad perceptiva y metodológica, sino que también dispone de herramientas para intervenir en un tipo de ecosistema u otro. 

La arquitectura del paisaje establece una relación muy profunda entre los procesos que tienen lugar en un espacio o territorio y los patrones formales que allí existen, mientras que los segundos son consecuencia de los primeros, de forma que es posible leer y comprender los procesos que han tenido lugar interpretando la morfología, la forma de organización de los diferentes elementos del paisaje.

Elementos de la arquitectura del paisaje

  • La línea - conduce el ojo del espectador a través del paisaje.
  • Forma - formas verticales, lloronas, horizontales, redondas o cónicas que se adaptan al tema del paisaje.
  • Textura - las plantas o estructuras de un paisaje pueden añadir diferentes texturas para unificar el paisaje. Las texturas finas tienden a retroceder y hacer que el espacio parezca más grande, mientras que las texturas gruesas tienden a hacer el espacio más íntimo.
  • El color - influye en los estados de ánimo de los que interactúan con el paisaje, como, los colores cálidos son brillantes y hacen que el espacio se sienta más lleno, mientras que los colores fríos parecen más lejanos.
  • Equilibrio - el equilibrio formal es un diseño simétrico donde un lado se refleja en el otro y más líneas rectas tienden a ser utilizadas y el equilibrio informal es asimétrico con más líneas curvas y un diseño diferente en cada lado de su diseño.
  • La repetición - puede ser esencial para unificar el esquema de la plantación o del paisaje, pero hay que tener cuidado de no excederse en los elementos que se repiten.
  • Variedad - mezclando diferentes líneas, formas y colores dentro de su diseño para un paisaje interesante.
  • Simplicidad - menos es más y es la esencia de un buen diseño al combinar diferentes elementos.
  • Agrupación - crear masa en el diseño de su paisaje mediante la agrupación de números impares de los mismos tipos de plantas.

Principios básicos de la arquitectura del paisaje

Unidad de diseño: El paisaje diseñado debe tener su propio carácter, coherencia y unidad de escala que subordine sus partes al conjunto. Para ello será necesario imaginar una división de espacios que sea lógica y que permita moverse libremente de un área a otra.

La forma del terreno debe ser objeto de especial atención, ya sea para hacerlo más agradable, como cuando se levantan torres en terreno llano, o para conservarlo si se desea, respetando siempre las leyes de la perspectiva y la óptica.

Planificación urbana: La arquitectura del paisaje y jardines juega un papel clave hoy en día. Se considera, en definitiva, que debe incluirse como un factor más en el planteamiento general del núcleo urbano, de modo que constituya una unidad orgánica y estructurada, y no una sucesión de compartimentos estancos en los que las zonas naturales se superponen irracionalmente a bloques de edificios.

La colaboración de arquitectos, ingenieros, sociólogos y profesionales de otras disciplinas es esencial para proporcionar un entorno más humano a la vida en las grandes ciudades.

Existen otros principios fundamentales de la arquitectura paisajista relacionados con el uso de la luz y la sombra naturales, el contraste de las texturas de los elementos utilizados desde rocas y árboles hasta cemento y mármol, el juego de colores y la selección de las especies vegetales que constituirán partes vitales del proyecto.


¿Que criterios consideran los arquitectos paisajistas?

  1. Que plantas son regionales. Idealmente todas las plantas deben ser de la region del proyecto. Esto porque son plantas que aguantan las variaciones de clima, lluvia, cambios de temperatura, etc.
  2. Si es en una zona desértica el proyecto, que sean plantas de riego mínimo. Una planta de riego excesivo es en pocas palabras una pésima y desconsiderada decisión.
  3. El nivel de mantenimiento que se la podrá dar al proyecto. Si es un jardín, para una familia que estará dedicando poco tiempo al jardín… buscaré plantas que no necesiten ser podadas constantemente, ni que requiera de muchos cuidados especiales.
  4. El uso del jardín/paisaje. Será un area solo para contemplar? Será un jardín donde habrá niños? Habrá mascotas en el área? Se planean hacer reuniones o fiestas constantemente en el jardín? Todo esto igual influye el proyecto.
  5. Accesibilidad a todos. Un proyecto debe ser accesible a todas las personas, incluso las que estén en silla de ruedas o con poca movilidad como lo es la gente mayor.
  6. Costo. Hay que hablar de un presupuesto y quedar justo o por debajo del mismo. Poco dinero no implica que quedara un mal diseño, y mucho dinero no implica tampoco un buen diseño.

Tal vez te interesen estas entradas

No hay comentarios